Paracetamol en perros o gatos: ¿Cómo puede afectarles?

Actualidad Rovinfooder

Estás en casa y ves que tu mascota, perro o gato, está sufriendo. Apenas come y parece que tiene fiebre… Mientras esperas que te den cita en tu veterinario, te planteas… ¿Podría darle un poco de paracetamol… ni que sea la dosis para niños, para intentar aliviar? ¡¡No!! El paracetamol en perros o gatos puede ser muy perjudicial.

¿Es bueno el paracetamol para los perros o gatos?

El paracetamol es un principio activo presente en muchos medicamentos (por ejemplo, el gelocatil). Permite combatir la fiebre y es utilizado con frecuencia en medicina humana debido a la excelente tolerancia y seguridad de las personas con este fármaco… pero el metabolismo de esta molécula es muy diferente en personas, perros y gatos. Por eso, te desaconsejamos, en cualquier caso, el paracetamol en perros o gatos.

En las mascotas su eliminación es menos eficiente, por lo que se acumula en el metabolismo y hay un mayor peligro de eliminación. En particular los gatos, pero también perros jóvenes y animales enfermos son los que más riesgo tienen de padecer problemas con este fármaco y a una dosis menor.

¿Qué síntomas verías en caso de intoxicación por paracetamol?

Fatiga, respiración rápida, mucosas azules (cianóticas), edemas en la cabeza y extremidades, anorexia, vómitos, diarreas… y sin intervención veterinaria tu mascota podría morir en menos de 24h.

En caso de que sospeches que tu perro o gato haya ingerido paracetamol, acude al veterinario cuanto antes y coméntale tus sospechas (el producto que ha tomado, cuándo lo tomó, cuanta cantidad…). Esto ayudará al veterinario para establecer los protocolos de tratamiento más adecuados. Por suerte, si acudes a tu veterinario a tiempo suele tener un buen pronóstico.

¿Qué hacer cuando tu perro o gato está enfermo?

Como ves, no es bueno el paracetamol para los perros o gatos.

Tampoco ácido acetilsalicílico (aspirina) o ibuprofeno, ya que estos medicamentos pueden provocar vómitos, úlceras gástricas y en casos graves, insuficiencia renal.

La automedicación es muy peligrosa, porque los perros y gatos no son personas y su reacción a los medicamentos a los que nosotros estamos acostumbrados es diferente y puede ser fatal para él.

Nuestra recomendación es que ante cualquier síntoma febril o de enfermedad acudas a tu veterinario para que pueda examinarlo. Por un lado, es importante porque la fiebre en mascotas muy a menudo está relacionada con infecciones también. Por el otro lado, en caso en que lo necesite, el veterinario te recetará antiinflamatorios y analgésicos con moléculas y dosis adaptadas a tu mascota para que puedas tratarlo con seguridad.

Para terminar, recuerda que si quieres tratar a tu mascota de dolores crónicos como podría ser la artrosis, muchas veces no es necesario utilizar estos fármacos, ya que si incorporas un nutracéutico como Arthrokun en su dieta base, su efecto antiinflamatorio y de regeneración del cartílago pueden aliviar su sintomatología de forma natural sin tener que acudir a fármacos (que por otro lado, sólo les sacan momentáneamente el dolor pero no solucionan el problema).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Abrir chat