Golpe de calor en perros: qué es, porqué ocurre, cómo evitarlo y primeros auxilios

Actualidad Rovinfooder

Golpe de calor en perros: qué es, porqué ocurre, cómo evitarlo y primeros auxilios 

¿Qué es el golpe de calor en perros?

El golpe de calor es un shock térmico que se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal hasta tal punto que supera los mecanismos de regulación de nuestros perros y provoca un desequilibrio metabólico. Esta situación hace que tengan una alteración del funcionamiento del cuerpo muy grave, que puede llevar a la falla multiorgánica y su muerte por parada cardio-respiratoria. 

Síntomas de golpe de calor en perros

  • Respiración rápida y aumento del ritmo cardíaco: como respuesta del cuerpo para intentar obtener más oxígeno.
  • Aumento de temperatura (> 40ºC): la temperatura corporal de tu perro aumenta de forma incontrolada. Ahora bien, te recomendamos que la valores externamente solo con las manos (porque es más rápido) y si detectas otros síntomas, aplica directamente los primeros auxilios. ¡No pierdas tiempo yendo a buscar el termómetro!
  • Debilidad y temblores: la falta de oxígeno y el sobrecalentamiento afectan al metabolismo de tu perro. Puedes observar que le falta fuerza, que tiene temblores, un andar descoordinado …
  • Cianosis: Falta de oxigenación en sangre, que puede provocar un color azulado en las mucosas.

¿Por qué ocurre?

A diferencia de las personas, los perros no sudan. Este hecho puede conllevar muchos problemas a la hora de regular la temperatura.

En general, los perros sólo pueden excretar calor de dos maneras:

  • Estando en una superficie más fresca: para excretar la máxima cantidad de calor suelen situarse en una superficie como las baldosas de casa o la hierba húmeda. Lo identificarás fácilmente cuando se estira boca abajo, ya que la barriga es una de las zonas donde hay menos pelo y por tanto, con mejor conducción. 
  • Jadeo: el jadeo consiste en una respiración superficial y muy rápida, en la que excretan aire caliente e inspiran aire más fresco para que baje la temperatura corporal. Si se produce de manera controlada, es una reacción normal por lo que no supone ningún problema. Aún así, tienes que controlar que no vaya a más para evitar problemas.  

Secuelas de un golpe de calor en perros 

Cuando hay un exceso de temperatura hay riesgo de que vaya incrementando la frecuencia de respiración hasta entrar en un círculo vicioso, donde la respiración será demasiado superficial como para hacer el correcto intercambio de gases en los pulmones. Es decir, el aire no tendrá tiempo de llegar a los alvéolos, donde se lleva a cabo el intercambio de gases con el organismo. 

Por lo tanto, la concentración de oxígeno en el aire de los alvéolos irá disminuyendo a medida que el cuerpo lo utilice. Este hecho provocará que se active una alarma dentro del metabolismo del perro porque faltará oxígeno, y la reacción que tendrá el cerebro del perro es respirar cada vez más rápido para ver si le llega más oxígeno.

En este punto, los perros entran en un desequilibrio metabólico ya que al respirar más rápido el problema se incrementa aún más, puesto que la respiración es un movimiento muscular que gasta oxígeno también, con lo que se agota más rápidamente la cantidad de oxígeno disponible para el organismo. 

Como se ve, este círculo vicioso tiene difícil solución. Y para no tener problemas lo más útil es la prevención. 

Cómo evitar un golpe de calor en perros

A continuación te mencionamos las situaciones que pueden predisponer al golpe de calor. Evítalas siempre que puedas y sobre todo sé muy prudente si tu perro tiene alguna de las características que mencionamos abajo: 

  • Calor (en general): evita los paseos de mediodía y la exposición al calor durante los meses de primavera y verano.
  • Ejercicio: Evita el deporte cuando haga calor. El deporte conlleva a un sobrecalentamiento corporal y aumenta la necesidad de oxígeno y las probabilidades de que jadee.
  • Dejar el perro en el coche: Sobre todo en verano, ya que la temperatura interior del vehículo puede aumentar rápidamente cuando le toca el sol. Dentro del coche, tu perro no tiene ni superficies frescas para liberar calor ni aire frío para jadear, lo que le provocará un golpe de calor en muy poco tiempo. Se han hecho estudios donde se ha visto que con una temperatura exterior de 38ºC, en 10 minutos la temperatura interior del vehículo puede subir hasta 49ºC. Dos errores muy comunes entre los tutores son pensar que basta dejar la ventana un poco bajada (aunque no es garantía de que corra el aire y disminuya la temperatura del vehículo); y aparcar el coche en las sombras de los árboles (pero estas sombras se van moviendo a lo largo del día con el movimiento del sol)… Todo ello hace que cada año mueran perros por golpes de calor en coches. ¡No dejes a tu perro en el coche en verano!
  • Falta de agua: Es necesario que tu perro tenga siempre una fuente de agua fresca a disposición. No sólo para mantenerse hidratado sino porque bebiendo puede disminuir su temperatura corporal y reducir el riesgo de sufrir golpes de calor.
  • Razas braquicéfalas: Razas con el morro corto como el Boxer, el Bulldog inglés o francés suelen tener la nariz más estrecha y en ocasiones (sobre todo en caso del bulldog francés) un paladar muy largo. Todo ello dificulta la entrada de aire y los hace propensos a sufrir el golpe de calor.
  • Perros con problemas respiratorios y/o enfermedades del corazón: Sé muy prudente si tu perro tiene estas afectaciones, porque una situación de jadeo prolongado puede traer problemas.
  • Edad avanzada: los animales senior pueden tener más dificultades en controlar su jadeo, sobre todo si es prolongado.
  • Medicamentos: Determinados medicamentos pueden afectar la capacidad de termorregulación de tu perro. Haz las preguntas pertinentes a tu veterinario en caso de que te recete para estar prevenido.

¿Qué hacer ante un golpe de calor en perros?

Si alguna vez te encuentras en esta situación, deberás realizar unos primeros auxilios para bajar la temperatura corporal hasta un punto donde se pueda restablecer el control metabólico (aproximadamente 39.5 ºC). 

En ningún caso se le puede hacer bajar la temperatura de golpe, porque este hecho le podría provocar pasar de una hipertermia (temperatura corporal demasiado alta) a una hipotermia (temperatura corporal demasiado baja) con desequilibrios metabólicos aún más graves que perjudicarán más su estado. Por lo tanto, la temperatura corporal se debe disminuir de manera gradual y rehidratarlo. Te proponemos el siguiente protocolo de primeros auxilios:

  1. Reduce la temperatura: Adáptate a tu perro y al lugar donde estés. Por ejemplo, puedes mojarlo en la ducha (sobre todo en la barriga y las regiones con poco pelo), arroparlo con una toalla mojada, rociarlo con la ayuda de una manga o cubo de agua, ponerlo delante de un ventilador o el aire acondicionado del coche …
  2. Tómale la temperatura: El objetivo es llegar entorno a los 39.5ºC. Si está por encima y ​​continúas viendo síntomas, vuelve a realizar la maniobra anterior. Será una buena señal cuando veas que empieza a recuperar una respiración normal y la temperatura va disminuyendo. Recomendamos que evalúes la situación cada 3 o 4 minutos. Cuando llegues a esta temperatura, ofrécele agua y dale tranquilidad y espacio mientras te desplazas hacia tu veterinario.
  3. Acude a tu veterinario: Aunque veas que se ha recuperado es imprescindible que lo lleves al veterinario para que le haga una exploración general y, si conviene, fluidoterapia. Si el golpe de calor es severo, la sangre de tu perro cambia de consistencia y se desplaza hacia la periferia del cuerpo para intentar liberar calor por evaporación. Todo ello puede afectar órganos vitales para tu perro como los riñones, y es necesario actuar de manera rápida para salvarlos.

Te recordamos que mantener a tu mascota bien alimentada e hidratada es crucial para evitar que contraiga cualquier tipo de problema de salud. Por ello, en Rovinfood, ofrecemos soluciones de comida natural casera para perros, que son altamente nutritivas y garantizan la mejor alimentación para tu querida mascota.

Nuestros productos están especialmente diseñados para proporcionar a tu perro una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales. Creemos firmemente que una alimentación adecuada es fundamental para la salud y el bienestar de las mascotas, y es por eso que nos esforzamos por ofrecer productos de la más alta calidad.

Al elegir Rovinfood, puedes estar seguro de que estás brindando a tu compañero peludo una alimentación que le permitirá mantenerse en óptimas condiciones y disfrutar de una vida saludable y activa.

Además, si estás interesado en saber por qué tu perro vomita, no dudes en echarle un vistazo a nuestro anterior post para saber qué hacer en estos casos. 

Entradas relacionadas

Actualidad Rovinfooder

5 mitos sobre comida cocinada para mascotas

Uno de los aspectos más vitales de cuidar a nuestros peludos es proporcionarles una dieta equilibrada que fomente su salud y felicidad. Sin embargo, adentrarse en el vasto mundo de la alimentación natural puede resultar abrumador, especialmente cuando nos encontrarnos con información contradictoria. 

En este artículo, desmitificaremos cinco creencias erróneas comunes que rodean la comida  cocinada para perros y gatos. ¿Estás preparado/a?

keyboard_arrow_up
    Mi Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
      Calculate Shipping
      Apply Coupon